4 de febrero de 2008

¿Qué es ser una persona inteligente?

Durante varios años he pasado muchas horas, leyendo un gran número de libros que trataban de dar explicación a ese concepto: La inteligencia. Además de ser una de las cualidades que más se destaca en nuestra especie frente a otros animales, es una de esas cosas a la que todo el mundo nos referimos, sin que lo hagamos con una misma idea. Lo que para unos es ser muy inteligente, para otras no y viceversa –sin ser mi intención aquí, poner el acento en los prejuicios de diferencias de género, que también caben por lo visto en esta discusión: Es aquello tan extraño de ellas son mejores en tal y ellos en cual-.

Dentro del mundo académico no es muy distinta la situación, ya que hay muchas maneras de definir la inteligencia, según desde que corriente o disciplina se analice; con toda la controversia que eso suscita. Los hay quienes aluden a la importancia de los genes (genetistas) quienes sitúan la influencia del ambiente como pieza clave (ambientalistas) los partidarios de centrarse en analizar los procesos mentales (cognitivistas) así como los que establecen puentes entre lo biológico y lo cultural (por ejemplo los neurolingüistas)… Distintas familias de investigadores en definitiva, relacionadas en el complejo debate de intentar descifrar que hay detrás de ser inteligente. De ahí se derivan, entre otras muchas, palabras como cociente intelectual, sesgo cultural, tipos de memoria, comportamiento imitado-aprendido o papel de los neurotransmisores.

Entre lo que yo he podido leer -accesible a cualquiera que le interese el tema- me centro en una idea no excesivamente erudita, pero que aglutina bastante bien muchas de las variables analizadas desde las diferentes disciplinas, ofreciendo además una respuesta sencilla y práctica a tal cuestión: Inteligencia es la capacidad de una persona para adaptarse a diferentes contextos. Piensenlo y verán. Hay que tener en cuenta que adaptarse no es simplemente acomodarse, mientras que lo de contextos hay que considerarlo de una forma mucho más amplia que “los dos o tres” conocidos por cada cual. Bien mirado entonces, contempla tanto lo genético-biológico, como lo ambiental-cultural; el potencial con el que nacemos, así como su desarrollo a través de lo aprendido. Todo ello en función de los estímulos a los que hemos estado expuestos, sean estos últimos buscados por nosotros, impuestos desde fuera y/o encontrados fortuitamente. Por tanto, muchas cosas importantes están ahí condensadas ¿no creen?

Tal vez por eso hay personas aparentemente muy inteligentes, que en cuanto se las saca de “su mundo” hacen aguas por todas partes, habiéndose entonces confundido inteligencia con súper-especialización, buena reproducción de esquemas preestablecidos o una habilidad superior para algo concreto. Todo ello pudiendo ir desde la destreza de mentir a la de investigar. Por ejemplo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

mira lo que tu dices es muy cierto ya que hemos tratado de buscarle explicacion a esta que llamamos inteligencia pero en realidad no sabemos que es y si me preguntan a mi es una cualidad de las personas de razonar es decir que todos aquellos que puedan pensar son inteligentes.

YOLI dijo...

si hay caso que las personas inteligentes presenten bajo rendimiento academico o no hay caso y por que

Anónimo dijo...

Si fuesemos a buscar un significado a la palabra inteligencia, el unico que tiene la definicion visible en la creacion es el Creador. Todo ordenado y procesado sin que haya interrupcion a menos que, el Creador decida interrumpirlo. Como Creador nos dio parte de sus atributos, debemos sentirnos los seres mas afortunados del planeta y aun asi, con un atributo para saber escoger tambien titubeamos.

Anónimo dijo...

No las personas inteligentes si presentan un buen rendimiento